Select Page

Un lugar de encuentro

Ver más

Un co-work, una tostaduría de café, una escuela de programación para mujeres y otros más de 30 emprendimientos conviven juntos en IF Blanco Recoleta. Una plataforma de espacios colaborativos donde interactúan diversas organizaciones de emprendedores que trabajan diariamente en el desarrollo de proyectos.

Desde 2014, gracias a un gran trabajo en equipo que recuperó y transformó un galpón abandonado, sucio y lleno de escombros, funciona en el corazón de la comuna de Recoleta, IF Blanco Recoleta. Un lugar donde conviven emprendimientos de todo tipo, de distintos rubros, de diferentes escalas y de variadas nacionalidades que funcionan bajo una lógica familiar.

Conversamos con María José Gemes, quien nos contó cuáles son sus planes a corto y largo plazo, y cómo buscan convertirse en un polo interesante de innovación y trabajo colaborativo, la que es precisamente su mayor riqueza. Aquí, un experto en café y un especialista en tecnología, diseño o en educación, coinciden en el patio o la cafetería y comparten sus experiencias, lo que muchas veces termina generando las sinergias que necesitan o encontrando el impulso que les faltaba.

¿Qué es para ti IF Blanco Recoleta?

Somos una comunidad. Una familia de emprendedores que se formó en 2014 a los pies del cerro Blanco en Recoleta, donde cada integrante tiene un carácter y una personalidad distinta.

Nuestra casa es un espacio dinámico y diverso, que le entrega la confianza necesaria a las personas que aquí trabajan para lograr lo que sea que se propongan. Buscamos formar una comunidad colaborativa de emprendedores y generar un impacto positivo en la vida de los vecinos con los que convivimos.

¿Cómo fomentan el trabajo colaborativo, la asociatividad y la sinergia?

Lo fomentamos tratando de hacer comunidad, desarrollando actividades entretenidas, ejecutando proyectos en conjunto, siendo buenos vecinos. La empatía es una palabra que describe muy bien el carácter de esta comunidad.

Podemos levantar un tema y todos los que quieren participan y lo desarrollamos en conjunto. Pueden ser proyectos internos o hacia la comunidad donde estamos insertos, porque creemos que el barrio y el contexto en donde estamos es relevante para el día a día, por lo tanto hay que involucrarse y hacerse cargo. Este es un lugar que lo construimos entre todos

¿Cuál es su mayor fortaleza organizacional?

El lugar es muy humano y cálido. Tratamos que esa sea una de las características principales del lugar. Buscamos que sea un espacio de trabajo en donde todos seamos iguales. Hay empatía, hay cariño y eso genera confianza. Sin embargo, creo que nos falta conocernos más. Necesitamos generan mayor sentido de pertenencia.

¿Cómo buscas generar ese sentido de pertenencia?

Una parte importante es conocer qué hace cada proyecto, y por eso estamos tratando -por varias vías- mostrar todas a las organizaciones que hoy son parte del lugar. Otro aspecto importante es la distribución de lugar físico que tenemos, los espacios al aire libre, el patio y el comedor común, ayudan a conocerse, a generar lazos y sinergias. Esa es la parte humana de trabajar en lugar cálido donde te sientes como en tu casa, donde todos reman para el mismo lado

¿Cuáles son los objetivos de IF Blanco Recoleta en el corto y el largo plazo?

En el corto plazo, me gustaría fortalecer nuestra cultura interna, que todos se conozcan y así continuar expandiendo el trabajo colaborativo. A largo plazo la idea es poder posicionar el lugar como un polo interesante, que entregue cosas positivas y ponga en valor al barrio donde estamos.

PUBLICADO POR: ifblanco
  • COMPARTIR
AnteriorSiguiente