Select Page

Gastronomía sostenible al alcance de todos

Ver más

No hay quien camine por los pasillos de IF Blanco Recoleta que no conozca al Pato Calderón, el dueño de Mano de Chef, un emprendimiento gastronómico que basa su cocina en productos de primera calidad con el fin de entregar un sabor único e inolvidable.

Instalado en un container desde marzo de 2018, el chef Patricio Calderón entrega desayunos, almuerzos y servicios de catering para toda la comunidad de IF Blanco Recoleta. Los aromas que salen de su cocina en conjunto con un par de mesas y sillas afuera de su local, logran congregar un sinfín de reuniones y encuentros que ayudan a construir un espacio cálido y acogedor. Conversamos con él acerca de sus proyectos y cómo, a través de la gastronomía, busca ayudar a cuidar el medio ambiente y generar el menor impacto posible.

¿Cómo nace Mano de Chef y por qué decidiste en instalarte en IF Blanco Recoleta?

Mano de Chef nació para dar respuesta a un grupo de personas que buscaba servicios de banquetería y que no lograba dar con lo que necesitaban de acuerdo a su presupuesto. Así comencé en 2014 con matrimonios de amigos y eventos pequeños. Luego de 4 años de mucho trabajo, en gran parte sin tener un lugar fijo donde estuviera mi cocina, decidí que era tiempo de dejar de ser tan nómade y busqué un lugar que me ayudara a seguir creciendo y desarrollar aún más mi emprendimiento.

¿Qué caracteriza a Mano de Chef?

Somos una empresa con ideas jóvenes, con una cocina dinámica, inteligente y simple. Nuestro objetivo principal es generar espacios para que las personas puedan compartir en un entorno distendido y casual.

Por otro lado, Mano de Chef se diferencia del resto de los restaurantes o establecimientos de comida porque nos preocupamos de la materia prima. Yo mismo voy donde el pequeño agricultor, converso con él y selecciono los productos que compramos. Me gusta que todo quede dentro del círculo de los pequeños emprendedores, no le compramos a grandes cadenas. Así crecemos todos.

¿Qué ventajas te ha traído estar en IF Blanco Recoleta?

Estar en un lugar establecido me ha ayudado a ampliar mi gama de negocios. He conocido muchas personas que traen nuevas ideas o que me ayudan a concretar nuevos proyectos. Gran parte de mi día lo paso aquí. IF Blanco Recoleta es como mi familia. Más que ser un lugar donde convergen distintas empresas o emprendimientos, lo considero un lugar donde, gracias a su ambiente, todos podemos crecer.

Gastronomía sostenible

Con el objetivo de promover la producción sostenible de alimentos y la conservación de la biodiversidad, desde hace unos meses Patricio Calderón, en conjunto con la Fundación Mustakis trabajan en un huerto orgánico ubicado a pocos metros de las cocinas de Mano de Chef. La idea es que aquí se produzcan al menos el 80% de las verduras y hierbas que necesitan para el container.

¿Qué es para ti la Gastronomía Sostenible?

Para mi la Gastronomía Sostenible comienza desde cómo producimos los alimentos, de dónde vienen o cuál es su origen, el empaque en que vienen, cómo los cocinamos (tiempos de cocción y ahorro de energía, uso de aguas), y cómo nos deshacemos de los desechos que se generan en el proceso. Todo esto tiene que conversar y tener un solo objetivo que es generar el menor impacto posible.

¿En qué consiste el proyecto del huerto que tienen en IF Blanco Recoleta y cuáles son sus principales características?

El proyecto nació con la idea de tener un huerto que sustente el funcionamiento de nuestro container y al mismo tiempo darles un ciclo a estos alimentos transformándolos en compost que se usa para que crezcan nuevos cultivos.

Una de las cosas que más me motiva de este proyecto es buscar nuevas formas para reducir el impacto, al cultivar nuestras propias verduras podemos generar menos contaminación al eliminar, por ejemplo, la bolsa que se usa para envolver los productos que uno compra.

Hoy estamos viviendo una pandemia sin precedentes en nuestro país y el mundo, ¿cómo te reinventas para poder seguir funcionando?

Estos meses han sido de mucho trabajo y esfuerzo, pero estamos trabajando en un nuevo producto que es la cocina al vacío para delivery. Tenemos varios productos para el desayuno, el almuerzo y la comida, y variedades con y sin carne como ñoquis a las finas hierbas o a la boloñesa. Todos se pueden mantener refrigerados por 30 días y congelados por 60 días, sin que pierdan su calidad.

El menú completo está cocinado bajo todos los resguardos sanitarios que se exigen y luego son envasados al vacío para que conserven todos sus sabores. Por otro lado, me preocupé de que la bolsa donde viene el producto sea lavable y se pueda volver usar, no como otros envases en donde generalmente viene la comida de delivery que es 100% desechable. Así también continuamos con la idea de buscar nuevas formas para poder ayudar al medioambiente.

PUBLICADO POR: ifblanco
  • COMPARTIR
AnteriorSiguiente