Select Page

“Creemos en el potencial de la tecnología para transformar realidades”

Ver más

Con más de 20 años de experiencia en el mundo del emprendimiento social, conversamos con Eugenio Vergara, cofundador y director ejecutivo de CDI Chile (Comité para la Democratización de la Informática), una ONG que busca democratizar el uso de las tecnologías para integrar y empoderar a las personas, comunidades y organizaciones.

El Comité para la Democratización de la Informática (CDI), fue fundado en Brasil en 1995 como iniciativa pionera para promover la democratización del acceso a las tecnologías de la información entre habitantes de las comunidades de Río de Janeiro. De la mano de diferentes de empresas y voluntarios que abrazaron la causa de la inclusión digital, el 2001 se instaló en nuestro país la ONG CDI Chile, miembro de la red global brasileña CDI-Recode. Desde si fundación, CDI Chile ha implementado programas de inclusión digital en ocho regiones del país, impactando a más de 100 comunidades rurales y urbanas vulnerables.

Para Eugenio Vergara, emprendedor social y padre de mellizos, el trabajo que hacen en el CDI es tremendamente importante ya que ha podido experimentar de cerca cuál es el potencial que hay entre la tecnología y las posibilidades de desarrollo social. ”Es por eso que como CDI Chile tenemos como objetivo implementar distintas iniciativas que junten estos mundos para generar más equidad, que es lo que más se necesita y es lo que más nos mueve y conmueve. Tener un Chile más justo y con mayor igualdad de oportunidades”, sostiene.

¿En qué consiste el trabajo que hacen en el CDI?

Hace más de 20 años, cuando formamos CDI Chile, comenzamos con la implementación de Escuelas de Informática y de Ciudadanía, que eran espacios de capacitación digital en distintas ONG, Fundaciones, centros comunales y juntas de vecinos, que tenían como objetivo familiarizar a las personas con la tecnología y el uso del computador. Sin embargo, con la irrupción de la conectividad y el acceso a los teléfonos inteligentes, ese modelo cambió y en estos últimos cinco años nos hemos focalizado en una serie de procesos de capacitación y formación acerca de cómo sacarle mayor provecho a la tecnología.

Para eso hoy tenemos dos grandes áreas: una es el CDI Capacitaciones que es un organismo técnico de formación y la otra es TechSoup Chile, que nace de una alianza con la ONG americana cuya misión principal es operar como un puente entre las grandes compañías de tecnología y el mundo de las ONG, Fundaciones y corporaciones sin fines de lucro.

¿Cuál es el principal foco de CDI Capacitaciones?

La principal ventaja de CDI Capacitaciones es que nos permite operar con la franquicia tributaria Sence. Así, a través de los excedentes de los recursos de capacitación que tienen las empresas podemos implementar distintos programas y proyectos de RSE vinculados a la inclusión digital para que más personas cuenten con las competencias digitales para entrar a la economía digital. Esto nos ha permitido trabajar principalmente con más de 1.000 micro emprendedores y migrantes, a quienes los hemos podido ayudar a entender que la tecnología es una herramienta más para transformar realidades y que mediante ella pueden mejorar y avanzar en el plano familiar, social y por cierto laboral.

¿En qué consiste su alianza con TechSoup?

TechSoup es una organización que nace hace más de 30 años en San Francisco California con el objetivo de conectar a las grandes compañías tecnológicas con las ONG, las Fundaciones y las organizaciones sin fines de lucro para que puedan acceder a la mejor tecnología disponible, ya sea donada o a un valor y una tarifa administrativa muy accesible con el fin de que estas puedan unirse al proceso de transformación digital.

En 2008, TechSoup se asoció con CDI Chile para desarrollar Donatec, el programa de donación de tecnología en Chile que llega a más de 1.600 ONG que pueden acceder a las mejores tecnologías disponibles, empoderando al sector sin fines de lucro a través de las TIC. En 2019, el programa se convirtió oficialmente en TechSoup Chile, ampliando la oferta de productos y soluciones, además de becas de capacitación en TI.

¿Crees que la situación que está atravesando el mundo y la pandemia ha colaborado a que muchos se tuvieran que subir obligadamente al carro de la tecnología o ahí todavía hay una brecha considerable?

Hay una brecha muy grande y creo que la pandemia lo que hizo fue acelerar dramáticamente estos procesos de transformación digital donde muchos no estaban preparados. La situación si duda ha demandado un tremendo esfuerzo de las organizaciones de la sociedad civil para poder subirse al carro, pero me atrevería a decir que le han puesto muchas ganas, mucho esfuerzo, muy buena disposición y han logrado adoptar y adaptar estas tecnologías para poder llegar y seguir desarrollando sus programas y sus proyectos con impacto social.

¿Cómo lo han hecho ustedes en el CDI?

Tuvimos que reinventarnos y revisar todos nuestros procesos formativos. Fue increíble darnos cuenta que, aunque trabajamos en el mundo de tecnología y desarrollo social, todas nuestras actividades eran presenciales. Esta pandemia nos obligó, en un sentido positivo, a llevar todo los que hacemos a plataformas virtuales y la verdad es que ha sido una experiencia muy desafiante, pero con mucho aprendizaje y que nos ha permitido seguir con nuestra misión.

¿Qué te parece que a 25 años de la llegada de internet a Chile solo un 48,1% de los hogares en tienen acceso a Internet fija? ¿Cuáles son los principales problemas a lo que nos podemos enfrentar como país si no acortamos esa brecha?

Creo que hoy se habla mucho de la brecha digital 2.0, en el sentido que todavía hay un quiebre importante de conectividad a banda ancha, pero en términos de penetración a Internet, la verdad es que Chile lleva una ventaja bien importante en la región a través de la telefonía y la conectividad móvil.

Para mí hoy la brecha digital tiene que ver más con una brecha de uso que de acceso. Sentimos, y es como lo abordamos desde el CDI, que la clave está en la apropiación y en cómo ayudamos a que las personas adopten la tecnología como herramienta que les permita desarrollar oportunidades laborales y de negocios.

Para nosotros el foco está en cómo aprendemos a usar, adaptar y adoptar la tecnología para que tenga un impacto positivo en el desarrollo educativo, social y laboral.

Colaboración y flexibilidad

¿Cómo nació la idea de instalarse en Blanco Recoleta?

Primero aterrizamos en el IF Italia y luego gracias a un trabajo colaborativo con Laboratoria, llegamos a IF Banco Recoleta para desarrollar un proyecto de formación y capacitación que teníamos con Wal-Mart y el GORE  (Gobierno Regional) los años 2017 y 2018. Eso nos hizo trasladarnos y ahí nos quedamos y no nos vamos más. Nos encantó el espacio y las organizaciones que están ahí. Ha sido un lugar muy acogedor y flexible para ir apoyándonos en las distintas, etapas, programas y proyectos que hemos tenido durante estos últimos cuatro años

¿Qué es para el CDI IF Blanco Recoleta?

Para nosotros IF Blanco Recoleta representa totalmente lo que es el espíritu colaborativo, en el sentido de que a veces la colaboración está mucho en el discurso y poco en la práctica, y en el CDI felizmente hemos podido verla y vivirla aquí.

En tu opinión, ¿cuáles son las fortalezas y oportunidades de Blanco Recoleta?

Lejos la mayor ventaja es su flexibilidad, sobre todo para aquellos que forman parte del mundo de las ONG y las Fundaciones, ya que para nosotros cada año es un mundo diferente. Así, en estos últimos cuatro años hemos podido usar diferentes espacios sin quedar “amarrados” por más tiempo del que los necesitábamos. Por ejemplo, el año pasado tuvimos un crecimiento muy explosivo por la cantidad de becas a las que logramos acceder para micro emprendedores y mujeres migrantes, lo que nos obligó a ampliarnos y a usar distintos espacios de la plataforma, y también el de algunos otros socios, que amablemente nos abrieron sus puertas. Es un lugar que acoge y entiende las realidades y necesidades de una organización como la nuestra.

PUBLICADO POR: ifblanco
  • COMPARTIR
AnteriorSiguiente