Select Page

Formando Chile desde casa

Ver más

El mes de julio representa el fin del primer semestre académico del año, un año que para todos ha sido muy distinto a lo normal. La pandemia del coronavirus ha cambiado nuestra forma de vida y ha traído varios desafíos. En vista a esto, los distintos programas de Formando Chile tuvieron que adaptarse para seguir brindando una educación integral a nuestros estudiantes sin importar la distancia. 

Desde Mentorías, el primer cambio consistió en modificar el material con el que usualmente se trabaja, adaptándolo al contexto actual y agregando actividades de contención, experimentos y dinámicas entretenidas. 

El horario de las sesiones, que normalmente se realizaban los sábados, pero debido a la distancia, se tuvo que adecuar a la disponibilidad tanto de los estudiantes como de los mentores, coordinando mínimo un día a la semana para realizar las clases. 

“En general nos pudimos adaptar bien y rápido, gracias al trabajo de los jefes y de los mentores, hubo mucha flexibilidad. Tuvimos que actuar muy rápido, y ha dado buenos frutos”, señala María José Eskenazi, Directora General de Mentorías. 

Se implementó una mayor comunicación con aquellos que forman parte del programa, desde apoderados y estudiantes, hasta los jefes de cada sede, para poder tener información particular de cada caso. 

Para el programa de Mentorías, mantener la motivación de los estudiantes ha sido el mayor desafío. “El ir a la sede el sábado, estar con el mentor y los demás compañeros, es súper distinto”, explica María José, pero señala que los niveles de asistencia han sido buenos dado la situación de la pandemia. “Dentro de todo, pudimos sacar el semestre adelante”. 

En la Escuela de Formación para el Ingreso a la Educación Superior (EFIES), debido a la brecha tecnológica que tenían varios de los estudiantes del programa, se tomó la decisión de trabajar de manera asincrónica: “En vez de solicitarles que se conectaran los sábados a clases, decidimos trabajar en otra modalidad que le permitiera a los estudiantes trabajar cuando ellos tuvieran tiempo o acceso a internet”, dice Camila Riquelme, Directora General de la EFIES, quien agrega que los sábados se realizan sesiones de retroalimentación sobre el trabajo de la semana. 

También, se ha innovado en las plataformas en donde se realizan las sesiones, realizando en vivos en Instagram, una red que la mayoría de los estudiantes conoce, y a la que pueden conectarse a pesar de los problemas de conectividad que tengan, debido a que hay planes móviles que otorgan acceso gratuito a redes sociales.  

Además, se han realizado otras dinámicas de motivación, como juegos de Bachillerato online, a las cuales se han sumado más de 50 estudiantes y que seguirán siendo realizadas en próximas jornadas.

Con esto, los estudiantes han logrado adaptarse y la Escuela de Formación cuenta con un 60% de asistencia. “Gran parte de por qué esto funciona es que los estudiantes tienen muchas ganas de aprender, pase lo que pase, y están asumiendo esto con mucho compromiso, y por otro lado, también nuestros profesores han tenido mucha flexibilidad e interés de mantener la esencia de sus clases online, y que sean de calidad”, agrega Camila.

El programa de Continuidad de Estudios Superiores (CES) también se ha adaptado por completo a la modalidad online, con la realización de los encuentro grupales y talleres de mindfulness teniendo lugar por la plataforma de Zoom. Al igual que los encuentros personales y las tutorías académicas, prefiriendo la videollamada para lograr una mayor cercanía con los estudiantes. 

“Sin duda se ha realizado un acompañamiento más intenso que en otros años, intentando brindar apoyo en este semestre que tiene mayores dificultades”, sostiene Verónica Lecaros, Directora General del CES. 

Como en los otros programas, han existido ciertos obstáculos, como “generar vínculos con los estudiantes de primer año a través de una cámara y crear un sentido de comunidad”, explica Verónica, y agrega que los espacios que tiene el programa “son un espacio de distracción y contención para los estudiantes”. 

El desafío de la conectividad

Uno de los mayores retos al momento de llevar nuestros programas a la casa, es la brecha tecnológica que viven muchos de nuestros estudiantes, ya que la falta de una conexión a internet o de dispositivos adecuados generan problemas al momento de conectarse a las clases o sesiones en vivo. 

Y además de las adecuaciones que han realizado nuestros programas, queremos ayudar a 82 de nuestros estudiantes a mantenerse conectados. Es por esto que hemos llevado a cabo una campaña de conectividad, para entregar 60 tablets –llevamos 19 a la fecha– y 32 bolsas de internet (nueve hasta ahora).  La campaña sigue activa, y puedes participar en el siguiente link o depositando en nuestra cuenta bancaria. 

Cuenta Corriente Banco de Chile
Nombre: Corporación Formando Chile
RUT: 65.052.362-8
Nº de Cuenta: 00-049-05112-01
Email: contacto@formandochile.cl

PUBLICADO POR: ifblanco
  • COMPARTIR
AnteriorSiguiente