Select Page

Se definen como una destilería abierta y sin secretos, la cual tiene como misión elaborar un whisky de calidad mundial basado únicamente en materias primas nacionales. Para ellos, el futuro del desarrollo en Chile está en darle un valor agregado a sus recursos naturales con el menor impacto posible. Así en Destilería Húsares se preocupan de darle una segunda vida a sus desechos, al punto de reconvertirlos en deliciosas barritas de cereal altas en fibras y con un gran valor nutricional.

Históricamente nuestro país se ha destacado por la destilación a partir de la uva. El pisco y el vino chileno son reconocidos mundialmente por su sabor y la nobleza de su materia prima, sin embargo, un grupo de cuatro amigos se propuso darle una vuelta al mundo de los destilados a través de la creación de un whisky chileno elaborado a partir de cuatro granos (trigo, maíz, centeno y cebada): así nace Destilería Húsares. Conversamos con Javier Negrete, uno de sus cuatro socios fundadores, quien nos contó cómo fue que se enamoraron del whisky y cuáles son sus planes en el mediano y el corto plazo.

¿De dónde nace la idea de crear una destilería y cómo fue que se enamoraron del whisky al punto de decir “quiero trabajar en esto”?

El proyecto de la destilería nació hace unos seis años cuando, junto con uno de mis socios, nos dimos cuenta que en Chile no era posible encontrar whisky de calidad a un buen precio, entonces nos preguntamos por qué no hacerlo nosotros.

Desde el principio buscamos de manera apasionada, metódica y perfeccionista, un producto de alta calidad basado en nuestra experiencia y el grado de especialización que adquirimos a través de los años.

¿Cómo buscan transformar la experiencia del whisky en Chile? ¿Qué materias primas utlizan?

Desde un principio nos planteamos el desafío de utilizar materias primas de origen 100% nacional. Así llegamos a los granos del maíz, la cebada, el trigo y el centeno, los mismos que utilizaban los araucanos para la fabricación de su muday.

Nuestra misión es elaborar un producto de calidad mundial y único basado en las materias primas nacionales. Para nosotros el futuro del desarrollo de Chile está en darle un valor agregado a sus recursos naturales a una escala nacional y de exportación. Al mismo tiempo nos interesa que, a través de la educación y la experiencia, el consumidor pueda incorporar la importancia de la trazabilidad de las materias primas y las personas claves detrás de éstas.

¿En qué se diferencia la Destilería Húsares de otras? ¿Cuáles son tus ventajas comparativas?

La gran diferencia que tenemos con otras destilerías es que generamos el minimo de desechos posible y fomentamos la economía circular en nuestro entorno colaborando en la creación de nuevos productos. 

Por ejemplo, después de la extracción del azúcar de los granos de materia prima (maíz, cebada, centeno y trigo), queda un cereal alto en fibra y con gran valor nutricional, lo que reconvertimos en barritas energéticas con la ayuda del Pato Calderón de Mano de Chef.

Por otro lado, nuestro whisky está añejado en barricas de vino refaccionadas a las que se les hace un tratamiento para que se puedan volver a utilizar. Así, usamos barricas de roble americano sin tener que importarlas, lo que baja tremendamente el costo y la carga de basura que dejamos.

Sin embargo, para mí la diferencia está en la singularidad de nuestro proceso y el sabor único y especiado que resulta de él, el que no es normal encontrarlo en un whisky americano o escocés.

Blanco Recoleta: Comenzar desde cero

Con solo un alambique pequeño y un poco de alcohol en sus manos, Javier Negrete y compañía llegaron en 2017 a tocar las puertas de IF Blanco Recoleta. “Solo teníamos una idea y la confianza y seguridad que podía ser un proyecto atractivo”, recuerda. Y agrega, “siento que aquí hicimos todo, partimos de la nada y ahora tenemos un pequeño laboratorio, todo gracias al equipo de IF Blanco Recoleta que siempre confió en nosotros”.

¿Cómo ha sido el proceso de levantar su emprendimiento desde cero?

Ha sido tremendamente más difícil de lo que pensamos porque la tecnología para destilar whisky no existe en Chile. Aquí la mayoría de los equipos de destilación están en la IV región y por lo general son industriales y no están pensados para pequeñas destilerías como la nuestra.

Junto a eso, hemos tenido que aprender a postular a fondos, a administrar nuestras redes sociales y a estar permanentemente investigando nuevas formas de manejar nuestros desechos.

En tu opinión, ¿cuáles son las fortalezas y oportunidades de IF Blanco Recoleta?

La fortaleza está en el grupo humano que se formó, donde hemos podido crear importantes lazos de apoyo. En cuanto a las oportunidades siempre he destacado la importancia de las redes de contacto que nacen en este lugar. A través de ellas hemos podido encontrar soluciones a problemas que quizás nos hubiera costado más poder resolver si estuviéramos en otro lugar.

Perfectamente podríamos tener la destilería en un lugar industrial, pero no sería lo mismo. No tendríamos con quién conversar o a quién contarle las frustraciones de manejar un negocio propio. Aquí hay gente que te ayuda escuchándote o dándote un buen consejo.

¿Cuentas con algún proyecto (en curso o en mente) que fomente la colaboración cruzada con otros emprendimientos de esta u otra plataforma colaborativa?

Uno de los proyectos que estamos próximos a lanzar es el de las barritas de cereal en conjunto con Mano de Chef. La idea es que por la compra de cada barrita le puedas regalar otra a personas o niños que más lo necesiten.

También estamos trabajando en otro proyecto en conjunto a Café Altura, pero todavía está en desarrollo ya que es una idea que necesita mucha investigación porque en Chile no existe el café añejado en barricas de whisky.

¿Tienen un curso o tour armado que incluya participar de los procesos de una destilería?

Nuestras puertas siempre están abiertas y todos son bienvenidos a conocer lo que hacemos y cómo lo hacemos.

Muy pronto subiremos a nuestra web un formulario para agendar visitas. El valor de la entrada será una botella de nuestro whisky. Ahí podrán conocer el proceso de destilación y añejado, probar nuestro producto y darnos un feedback inmediato, el que siempre nos sirve para seguir mejorando.

PUBLICADO POR: ifblanco
  • COMPARTIR
Anterior